Noticias

Bagordi: compromiso con el territorio

Ander Cárcar y Basilio Berisa sorprenden en el club de catas de lomejordelvinoderioja.com con una gama de vinos frescos, potentes, longevos y con la personalidad de la desconocida Rioja navarra

Nunca lo ha tenido fácil Bagordi. Asentada en la Rioja navarra, en la margen izquierda del río, la zona es mayoritariamente proveedora de grandes bodegas, pero la bodega de Andosilla trabaja desde su origen hace casi 30 años con la uvas de la comarca, un ‘terroir’ propio y todavía muy desconocido como demostraron ayer Ander Cárcar, ingeniero agrónomo e hijo del fundador Luis Manuel Cárcar, y Basilio Berisa, joven enólogo de la casa para el club de catas de lomejordelvinoderioja.com.

Ander recordó cómo su padre dio un giro de 180 grados a aquellos primeros años como ‘granelistas’ y lo hizo al dejarle tirado en 1999, el año de las 425 pesetas, una gran compañía que le había pedido que se abasteciera como si fuera un año normal. Luisma se encontró al año siguiente con millones de litros de vino en la bodega a precios de derribo: «Fue el punto de inflexión -recordó ayer su hijo-, y mi padre cambió radicalmente el modelo de negocio». Bagordi se convirtió así en lo que es hoy, una bodega familiar que trabaja su viñedo propio, 45 hectáreas, junto con otras 20 de proveedores familiares y muy cercanos de Andosilla y San Adrián: «Luisma hizo entonces una gran inversión en plantar viñedo, para trabajarlo en ecológico como venía haciendo desde que empezó en 1990 y ahora tenemos una masa vegetal perfectamente asentada y consolidada que nos permite hacer una gama muy completa de vinos».