Denominación de Origen Rioja

Vinos Bagordi

BODEGA BAGORDI

Los orígenes viticultores de nuestra familia.

Hay que remontarse a 1723 para encontrar los orígenes viticultores de nuestra familia. Fue entonces cuando firmamos un pacto con la tierra y catorce generaciones después, los Carcar, continuamos cultivando nuestras tierras con el mismo respeto y siguiendo los métodos tradicionales de nuestros antepasados.

Variedades

Bagordi

Variedades

Navardía

Variedades

Oiasso

Nuestros viñedos

Respetamos la tierra para obtener sus mejores frutos

Entre Andosilla y San Adrian a la orilla de los rios Ebro y Ega se encuentran nuestras fincas. 65 hectareas de viñedo en cultivo ecologico adscritas a la Doca Rioja y que comprenden los parajes de la plana, andurriales planillos La badina Cabigordo y campiestros

2008

Bagordi

Gran Reserva

Color rojo cereza, de capa media, limpio y brillante, lágrima intensa y ligeramente tintada.

Acompaña muy bien a caza menor y guisos como liebre con chocolate, caldereta de cordero, rabo de buey, así como a quesos curados.

Sauvignon Blanc
0 %
Garnacha Blanca
0 %
Añada
0

Fermentado en Barrica

Bagordi Blanco

Bagordi Crianza

Bagordi Tinto

Tempranillo
0 %
Graciano
0 %
Garnacha
0 %
Añada
0

La Uva

El fruto de nuestro trabajo

Entendemos el cultivo de la uva como un acto responsable con nuestra tierra y nuestro entorno, por eso cultivamos variedades autóctonas: tempranillo, graciano, garnacha, viura y tenemos un viñedo experimental de merlot. Además de variedades blancas autorizadas por la DO Rioja.

El vino

Autenticidad

Como resultado conseguimos un vino mucho más auténtico, con una gran concentración de sustancias antioxidantes y mucho más saludable. Su sabor es especial porque se evita la homogeneización de los vinos tradicionales que no disponen de levaduras autóctonas para su elaboración.

ACTUALIDAD

Últimos artículos

bagordi

Tradición de una familia

«El vino fluye rojo a lo largo de las generaciones como el río del tiempo y en el arduo camino nos prodiga su música, su fuego y sus leones.»

Jorge Luis Borges